"Los libros son el único lugar de la casa donde todavía se puede estar tranquila."

— Annie, 2014.

"A veces la busco, y otras veces ella me encuentra."

— Annie, 28.09.

Tuve el sueño más raro de todos.
Tomé 2 tasas de café por sentir algo en el estómago,
Vi un par de películas y jugue por un momento con mi cubo.
Mi corazón aceleró sus latidos de un minuto al otro
Estaba ahí, lo podía sentir.
Un ser legendario.
Como las golondrinas navegan sumergidas en el aire
Como el agua navega por los ríos.
Ni el aire ni el agua se topan, y tal vez ni las golondrinas tenían un nido.
Susurró mi nombre, me acarició el cabello,
Percibí su aroma y puedo jurar que aún no dormía.

"El amor se asemeja más al sacrificio que al placer."

— Annie, 07.08.

"Lo bueno de tener un blog es poder escribir como si conversara.
Lo malo es tener el cuerpo aquí y la mente nublada."

Hay tantas cosas en esta vida
Que para ser tan corta y tan amena
Son muy complejas y llenas de ironias.

Es mas bien como cada quien quiere que sea
Tiene algo de magia, trucos y sorpresas.

Un día puede existir
Y al otro, no hay más que una historia nueva.

Me gusta mucho hacer preguntas
No siempre obtengo las respuestas donde me gustaría.
Pero a veces obtengo respuestas
A preguntas que ni existían.
Cosas que parecen eternas
Y al otro instante vuelan como hojas secas.

Sueño con algún día acostarme bajo un árbol rosado y descargar mi alma en una sonrisa.

Volaba tan alto
Que en lugar de sentir palpitar mi corazón,
Sentía el viento alterar todo mi organismo.
En medio de la niebla,
Perdí la concentración un día,
Y caí, me deje llevar, creí.

Desperté y era otra persona,
Era alguien que no sabía hacia donde ir.

Extraño mis alas,
No me encuentro. No sé quien soy,
Ni cómo salir de aquí.

Alcé mi mirada al cielo
Exclamando ayuda, salvación.
Y me escucharon, lo sentí.
Debo basar mi vida para servir a Dios, Él me curará, me protejerá, me sacará de donde Él mismo me puso.

Dios, aquí me tienes. Desmenúzame, desvanéceme y vuelve a formarme. Hazme a tu imagen, sana mi corazón y permíteme colocarte en el centro de mi vida.

Contigo sé que no trabajaré en vano, que tú jamás me abandonarás.
Ayúdame a ser fuerte, sabia, ¡a madurar!

Limpia mi corazón, un hombre me ha dañado. Un hombre me ha convertido en un monstruo.
Cúrame, Señor. Cúrame y quédate junto a mi. Quiero sentir y gozar de tu presencia. Yo te necesito.

"Si fuera un animal, de seguro sería un delfin."

Te escribo,
por si desapareces,
que el mundo sepa
que aquí has vivido.